Anadia Profesional - Productos de cosmética de uso personal

Descubre los beneficios del peeling facial

El peeling es un procedimiento que elimina las capas de piel muerta, la grasa y la suciedad retenidas en la superficie cutánea. Si no te parecen beneficios suficientes, también ayuda a reparar la barrera natural de la piel, aumentando la producción de colágeno y ácido hialurónico para revelar una tez más brillante, suave y uniforme. ¿Quieres más? También potencia (y mucho) los tratamientos antimanchas, antiacne y rejuvenecedores.

Aquí te dejamos algunos consejos para que seas una experta en los peelings:
Aplícalo con la cara limpia y seca. Siempre entre el desmaquillado/limpieza y la aplicación de sérums y cremas.
No frotes la piel. La fricción no limpiará más tu piel, sino que la irritará. Todos estos exfoliantes están formulados para que al contacto con la piel, realicen su función. Aplícalos con suaves masajes circulares y retira cuidadosamente con agua tibia.
Repite el proceso una vez a la semana.
– Después de la exfoliación, tu piel agradecerá que la hidrates. Apuesta por una mascarilla que calme y refresque la tez.
Termina con un sérum antioxidante y una crema con protección solar.

Ahora conoce nuestros peelings y descubre el más adecuado para tu piel.

Peeling enzimático pieles sensibles

Peeling enzimático de base oleosa formulado con enzimas procedentes de la papaya y la piña. Está indicado para abrir los poros antes de la higiene facial facilitando la extracción de comedones en el proceso de limpieza o como exfoliante facial una vez por semana.
Ablanda los comedones y abre los poros facilitando su limpieza y extracción. También acelera la renovación del estrato córneo, atenúa las manchas de la piel y reduce las líneas finas de expresión.

Modo de empleo: Extender sobre el rostro y dejar en exposición durante 15 minutos. Sin retirar el producto, proceder a la extracción de impurezas y comedones de forma manual o con espátula. Retirar, aclarando, con tónico facial o agua fría y secar. Puede usarse como sustitutivo del vapor de ozono o como coadyuvante.

Principios activos:
Manitol, papaína y bromelaína: Complejo enzimático de origen vegetal de acción queratolítica, extraído de la papaya y piña (papaína > 10% y bromelaína > 1%) y rico en manitol, capaz de despolimerizar las fibras proteicas. Tiene acción queratolítica, provoca el desprendimiento de los corneocitos, estimula la renovación celular y el aumento de colágeno en la dermis superficial.

También contiene aceites esenciales, como el de romero que es estimulante, tónico, astringente y rubefaciente. El aceite esencial de árbol del té que tiene un efecto regenerador, antiséptico y bactericida natural o el de limón que revitaliza y estimula produciendo un efecto purificador y sensación de limpieza.

Contraindicaciones: Se trata de un peeling de buena tolerancia, con resultados óptimos y seguros y de recuperación rápida, aplicable en cualquier época del año. Sin embargo, se recomienda evitar su realización durante el embarazo, infecciones o lesiones recientes sobre la piel, irradiaciones previas en el área o antecedentes de cicatrices queloides.

Peeling Ácido al 20 %

Indicado en todos los tratamientos faciales en los que sea necesaria una renovación celular, como ocurre en los tratamientos antimanchas y antiacné. Realiza con la máxima seguridad y eficacia, una exfoliación constante, uniforme y no agresiva de las capas más externas y deterioradas de la epidermis. Desestructura la piel de las capas más superficiales de la epidermis, regulando el normal desarrollo de la capa córnea.

Modo de empleo: Cubrir los ojos con un algodón embebido en tónico. Aplicar con un pincel por toda la superficie a tratar, sin masaje ni raspados. Aparecerá un picor y una sensación de quemazón, pudiendo incluso enrojecer la piel. Transcurridos un máximo de 5 minutos retirar con esponjas limpiadoras humedecidas en agua tibia. Aplicar a continuación la crema indicada al tipo de piel, efectuando un masaje hasta su total absorción. Aplicar una vez por semana durante cuatro semanas como mínimo. Esta pauta puede variar dependiendo del criterio profesional y de las necesidades de cada cliente.

Principios activos:
Ácido Glicólico: este ácido posee el menor peso molecular de todos los AHA’s, consiguiendo con ello la mayor penetración y efectividad de exfoliación. Posee también la capacidad de aclarar la hiperpigmentación. Se encuentra en la caña de azúcar y la uva verde. Ácido Málico: además de sus propiedades exfoliantes, este ácido que se encuentra en las manzanas ácidas o verdes, acelera el metabolismo celular cutáneo. Ácido Láctico: el origen de este ácido se encuentra en el yogur y la leche fermentada.

Peeling Gommage

Indicado en la limpieza en profundidad de todos los tipos de cutis. Elimina el exceso de células muertas y residuos de las glándulas sebáceas y sudoríparas. Estimula la regeneración celular de la capa córnea, a la vez que descongestiona la piel.

Modo de empleo: Aplicar una capa fina de producto, dejándola en exposición de 3 a 5 minutos. Una vez seca, efectuar un suave masaje en forma circular, desprendiendo el producto y arrastrando con él el exceso de sebo, células muertas y productos de desecho.

Principios activos:
Caolín: La arcilla blanca o caolín es un componente muy utilizado en cosmética ya que absorbe la humedad, se adhiere a la piel y tiene textura suave. Además, el caolín interviene en muchas mascarillas contra el exceso de grasa y el acné porque absorbe el exceso de secreciones grasas y suciedad, descongestionando y limpiando la piel. Esta arcilla blanca también es un magnífico desodorante que utilizado a modo de polvos de talco, puede absorber el exceso de sudor eliminando malos olores.

Avena sativa: La avena es un cereal que tiene múltiples usos en cosmética, siendo especialmente útil en casos de pieles sensibles, irritables, con tendencia a la descamación y a las alergias. Contiene abundantes sales minerales y oligoelementos como el fósforo, zinc, manganeso, magnesio, hierro, cobre, sílice y selenio. Este último es el responsable del éxito de la avena en tratamientos como el acné o la dermatitis.
Otros componentes importantes son las vitaminas E, A y del grupo B, así como glúcidos, proteínas y grasas como el ácido linoleico, oleico, palmítico y esteárico.

POST A COMMENT