Aceite Esencial de Mandarina

Tónico, relajante y aromatizante.

SKU: 8304 Categorías: ,

Modo de empleo

Los aceites esenciales se pueden utilizar mediante masaje, diluidos en cremas o aceites portadores y puros, a través de inhalación poniendo unas gotas del aceite en un difusor o aplicando unas gotas en agua caliente para inhalar el vapor. Dependiendo del tipo de aceite, su uso causará efectos físicos, mentales y emocionales diferentes. El aceite de mandarina, como todos los que provienen de frutos cítricos, tiene un efecto fotosensibilizante. Se debe usar preferiblemente en los meses de invierno y no se debe tomar el sol en las siguientes horas después de haberlo aplicado o puede provocar manchas en la piel. La aromaterapia debe emplearse con precaución y, preferentemente, guiada por un profesional cualificado, que comprobará las contraindicaciones, dosis y mejores maneras de utilizarla.

Ingredientes

CITRUS RETICULATA PEEL OIL, D-LIMONENE, LINALOOL, CITRONELLOL, CITRAL.

Principios activos

Tonifica la piel y ayuda a combatir el acné, las estrías y las arrugas. Se utiliza también para tratar las pieles grasas y congestionadas, ya que es un buen tonificante. Sus propiedades relajantes hacen que se recomiende para evitar el insomnio y la inquietud.