Crema Regeneradora y Fotoprotectora para Tatuajes

Crema regeneradora indicada para el cuidado de los tatuajes. Hidrata, calma y repara la piel sana del tatuaje formando una película fotoprotectora del color frente a las exposiciones solares. Gracias a su fórmula específica, que contiene aceite orgánico de cannabis sativa, pantenol, alantoína, aloe vera y filtros solares, aporta una gran hidratación, favorece la regeneración de los tejidos cutáneos y proporciona un efecto calmante que alivia y ofrece una sensación de frescor y bienestar a la piel.
También está indicada para calmar las pieles irritadas y enrojecidas e incluso para después de tratamientos estéticos abrasivos como láser, peelings o depilaciones.

SKU: 2053 Categorías: ,

Modo de empleo

Aplicar cada día sobre la zona del tatuaje previamente limpia y seca, dejando una suave película de crema
para su protección. Imprescindible en las exposiciones al sol.
El uso habitual del producto mantiene la piel suave e hidratada, los pigmentos brillantes y el tatuaje definido.

Ingredientes

AQUA (WATER), CANNABIS SATIVA SEED OIL, OCTOCRYLENE, ALOE BARBADENSIS LEAF EXTRACT, TRIBEHENIN PEG-20 ESTERS, ETHYLHEXYL SALICYLATE, BENZOPHENONE-3, GLYCERIN, PROPYLENE GLYCOL DIPELARGONATE, BUTYL METHOXYDIBENZOYLMETHANE, HOMOSALATE, ETHYLHEXYL METHOXYCINNAMATE, PANTHENOL, POLYMETHYL METHACRYLATE, HYDROXYPROPYL METHYLCELLULOSE, PHENOXYETHANOL, PENTAERYTHRITYL TETRA-DI-T-BUTYL HYDROXYHYDROCINNAMATE,
TOCOPHERYL ACETATE, PARFUM, DISODIUM EDTA, ALLANTOIN, RANUNCULUS FICARIA EXTRACT, ETHYLHEXYLGLYCERIN, SODIUM HYDROXIDE.

Principios activos

• Aceite orgánico de Cannabis Sativa: Contiene ácidos grasos Omega 3 y Omega 6, vitaminas A y E
y pequeñas cantidades de minerales importantes como potasio, magnesio, hierro, zinc, calcio y fósforo. El aceite de cáñamo se obtiene por primera presión en frío de las semillas de la planta Cannabis Sativa. Sus propiedades son realmente efectivas para la belleza y la salud de la piel. El aceite de cáñamo no contiene THC, la sustancia psicoactiva que se encuentra en la resina de la marihuana por lo que no tiene ningún efecto secundario.
• Pantenol: Provitamina B5. Tiene gran capacidad de penetración en la piel y un característico poder
humectante. Ideal para aplicar como post-solar y en irritaciones suaves de la piel.
• Alantoína: Sustancia química que se encuentra en algunas plantas medicinales y que también se obtiene de forma sintética. Cuatro son los efectos más destacables de la misma:
– Permite reducir el tiempo de cicatrización cutánea y fomentar así su regeneración, ya que favorece y acelera este proceso natural de la piel.
– Cuando hay tejido cutáneo en mal estado, la alantoína destruye la piel muerta permitiendo la limpieza y mejora de la piel dañada; de este modo se impide la acumulación de materia fácil de contaminar por bacterias.
– Estimula la epidermis, concretamente el epitelio granuloso, que es la zona en la que se generan las nuevas células que reemplazarán a aquellas que están dañadas o envejecidas.
– Reduce la sensación de dolor, actuando así como un anestésico suave. La alantoína se utiliza frecuentemente para tratar
las pieles secas, pero también puede usarse como antiséptico y humectante junto con otras sustancias de propiedades similares. El resultado es una piel más tersa, sana y saludable.
• Aloe vera: La combinación de las sustancias que contiene el Aloe Vera es capaz de actuar en profundidad y de diferentes formas, dependiendo del tipo de piel sobre el que se aplique. Tiene las siguientes acciones reconocidas:
– Hidratante: Gracias a su riqueza en mucílagos, el Aloe Vera tiene una gran capacidad para retener agua, por lo que resulta muy eficaz en el tratamiento de pieles deshidratadas.
– A esta acción se suma su capacidad de penetrar profundamente en las capas de la piel y eliminar las bacterias y los depósitos de grasa que tapan los poros. Al mismo tiempo, la acción de los nutrientes
naturales del Aloe Vera, los minerales, las vitaminas y los aminoácidos estimulan la reproducción de nuevas células.
– Cuando se emplea el Aloe Vera como ingrediente de distintos productos cosméticos, su extraordinaria capacidad de penetración permite que el agua y los otros agentes hidratantes se introduzcan en la piel
retirando las toxinas y permitiendo que las propiedades astringentes actúen con más eficacia. Esta capacidad de penetración ayuda a evitar que se obstruyan los poros de la piel del rostro y le proporciona un brillo saludable porque la actividad enzimática de la planta acelera la circulación de la sangre y
desprende las células muertas.


Antialérgico, calmante y antiinflamatorio: Resulta muy útil en las pieles atópicas, con tendencia a la alergia.


Desinfectante: Algunos polisacáridos y los derivados antracénicos que contiene garantizan esta propiedad. Su reconocida actividad frente a determinados virus y bacterias de la piel lo hace ideal a fin de combatir la presencia de los microorganismos que ayudan a la formación de molestos granos e impurezas en la piel.


Estimulante y regeneradora: Los aminoácidos, las vitaminas y los minerales que contiene el Aloe Vera lo hacen muy efectivo para combatir las pieles desvitalizadas y dañadas.

• Gatuline A (Gattefossé): Extracto en polvo obtenido de la Ficaria Ranunculoide especialmente diseñado para el tratamiento de pieles sensibles y frágiles. Posee una riqueza superior al 90 % en saponinas triterpénicas responsables de su efecto antiinflamatorio, anticuperósico y descongestivo. Ha demostrado in
vivo una disminución de la dilatación capilar del 23 % y una disminución de la coloración rojiza de la piel del 12 %.

• Vitamina E: Antioxidante que ayuda a proteger la piel ante las agresiones ocasionadas por los factores medioambientales. Protege la epidermis, regenera las fibras decolágeno y suaviza la superficie de la piel.